Realidad Virtual Aumentada
La Realidad Virtual, el Mercado del Futuro, que Generará mas de 100.000 mill. de € en 2022
24 agosto, 2017
Empleo Público
Empleos Públicos Vs Empleo en la Empresa Privada
10 enero, 2018

Tips Formación Alto rendimiento

¿Por qué no apruebas nunca a la primera?

Te presentamos algunos de los Errores que cometes en tu formación para Oposiciones, Cursos y Masters y el por qué te cuesta tanto avanzar.

Estudiar por obligación es una de las actividades mas aburridas de la vida del estudiante.

El sistema educativo tradicional nos obliga a estudiar cantidades ingentes de información, muchas veces innecesaria, lo que hace que una hora posterior al examen olvidemos lo estudiado. Por ello es importante realizar un estudio significativo en el que construyamos nuestro propio conocimiento.

A continuación te enumeramos una serie de errores que el 95% de los estudiantes cometen a la hora de estudiar una oposición, carrera, master … y seguro que a partir de ahora empezarás a entender por qué te cuesta tanto estudiar o memorizar temarios.

 

1.- Tipo de Memoria Predominante del Estudiante

¿Cómo vas a ponerte a estudiar sin saber el tipo de memoria predominante que tienes?

Cada persona es un mundo y en unas personas predomina la Memoria Visual, en otras las Auditivas, Kinestésicas, etc.

Existen múltiples tipos de memoria y dependiendo de tu perfil, tendrás que estudiar de una u otra forma con el objetivo de que te cueste menos memorizar y tu nivel de aprendizaje sea mas rápido.

Sin un programa específico adaptado al tipo de memoria que tengas, puedes estar ralentizando tu nivel de aprendizaje hasta 10 veces.

Según la teoría de la PNL (Programación Neurolingüistica) existen infinidad de  Tipos de Memoria Predominante, destacamos los siguientes:

– Personas visuales: Suelen acordarse perfectamente de donde está situada una palabra destacada o una imagen en el libro. Para estas personas son necesarias técnicas visuales como meta-planes, líneas temporales para recordar datos, mapas mentales, etc.

– Personas auditivas: Recuerdan aquello que repiten/recitan. Una buena técnica para estas personas es grabarse en notas de audio y reproducirlas en sus ratos libres.

– Personas kinestésicas: Son personas que aprenden por sensaciones. Suelen ser visuales pero interiorizan la información en función de lo que les hace sentir. Una de las técnicas de estudio más recomendada es elaborar historias con la imaginación o poner ejemplos que llamen su atención.

Por ello es muy importante analizar tu tipo de memoria predominante y fijar las técnicas de estudio que mejor se adapten a ti.

 

2.- Gestión de Tiempos y Horarios de Estudio

No puedes comenzar la casa por el tejado, el primer paso a la hora de programar tu propio estudio es conocer la disponibilidad semanal, es decir cuantas horas puedes destinar al estudio.

El segundo paso será marcar unos objetivos dependiendo de los temarios, tu disponibilidad y las fechas de las pruebas o exámenes.

Por último, valorar si tienes la fuerza de voluntad y capacidad de comprensión suficiente para programarte y estudiar por tu cuenta o por el contrario necesitas un profesor o pedagogo que te enseñe técnicas avanzadas de estudio, gestione tu tiempo de formación, resuelva dudas, explique conceptos, etc..

Sin estos 3 pasos básicos jamás podrás conseguir buenos resultados.

 

3.- No podemos estudiar como lo hacían nuestros abuelos

Al igual que la tecnología y el mundo avanza a pasos agigantados, el sistema educativo y los métodos de enseñanza también evolucionan.

Si sigues aplicando la misma metodología de aprendizaje que le enseñaron a tus padres o abuelos en la escuela y no aplicas nuevos modelos o técnicas de estudio avanzadas date por muerto.

En la actualidad sólo un 5% de personas utilizan Técnicas de Estudio Avanzadas para obtener un alto rendimiento en su formación y capacidad de memoria. Conoces algunas de estas técnicas?

• Reglas Mnemotécnicas: asociación de conceptos con imágenes e historias enlazadas para que sólo con enfocarte en una imagen recuerdes todo lo estudiado.

• Técnicas de Productividad: estudiar menos y recordar más.

• Mapas Mentales: crear un mapa mental bueno puede ahorrarte horas de estudio y consolidar conocimientos de cara a un examen.

• Velocidad de Lectura y Comprensión: sólo aplicando la técnica del marcador o la de fijación multiplicarás tu concentración. Estas 2 técnicas son sencillas de aprender y en pocos días verás resultados inmediatos.

• Estrategias de Meditación: en lugar de martirizarte con lo que tienes que estudiar, prueba a imaginarte ya con el examen aprobado y disfrutando de tiempo libre. ¿A qué lo ves todo diferente?.

Estas son sólo algunas técnicas de estudio que utilizan los alumnos más aventajados. Aprueban todo sin que sea un suplicio para ellos estudiar, más bien todo lo contrario.

 

 

“Igual que un sistema de poleas te permite elevar 300Kg con tus manos. Estudiar con técnica te permitirá maximizar tu Retención de 4 a 10 veces mas y recordar tus temarios sin tener que releerlos 100 veces”.

 

 

 

 

 

4.- Estrategia según el tipo de examen

Antes de ponerte a estudiar un temario has de tener claro el objetivo y el tipo de examen o prueba a la que te enfrentas para obtener la titulación o plaza.

En los exámenes de desarrollo usamos nuestra memoria de recuerdo y en los exámenes de tipo test ponemos en práctica la memoria de reconocimiento.

Utilizamos pués 2 tipos de memoria diferentes, por lo tanto nuestra forma de estudiar no ha de ser la misma para enfrentarnos a un examen u otro:

– Pruebas Tipo Test: nos quedaremos con pequeños detalles clave del temario. Estos detalles podrán darnos toda la información que necesitamos para obtener la pregunta correcta, obteniendo el sentido común y el descarte.

– Pruebas de Desarrollo: utilizamos la memoria del recuerdo. ¿Has probado a estudiar un temario utilizando Reglas Mnemotécnicas creando una historia absurda y encadenando palabras? Sólo con pensar en el comienzo enlazarás todo el temario como si estuvieras recordando una historia.

 

5.- Experiencia

¿Qué problemas me encontraré? ¿Dónde tendré que esforzarme? ¿Cómo son los exámenes?

Seguro que, en tu época de estudiante, te formulas estas preguntas continuamente, de ahí que cobre mucha importancia que tengas trato directo con gente que estudió lo mismo que tu estudias o mejor aún que tengan la experiencia suficiente, trabajen o sean formadores especializados en el sector que estás cursando.

De esta forma solucionarán tus dudas, te contarán que te encontrarás en el futuro, cómo son los exámenes, dónde debes esmerarte, etc.

Este punto es muy importante ya que tu confianza y motivación aumentará sabiendo que tienes cerca personas que resuelvan tus dudas.

 

¿Cómo Puedo cambiar mis Hábitos de Estudio?

Dependiendo de tu personalidad, tipo de memoria y disponibilidad horaria que tengas, tendrás que aplicar un tipo de Técnicas de Estudio u otras. La Metodología con Técnicas Avanzadas sólo te serán útiles sí:

  • Estás en la Universidad, preparando una Oposición, Curso o Master y no consigues los resultados que te gustaría.
  • Si estás cansado de estudiar y no avanzar.
  • No has estudiado nunca y piensas que eso de estudiar no es lo tuyo.
  • Tienes una edad y piensas que tu memoria te empieza a fallar.
  • Te cuesta un montón concentrarte y motivarte.

 

Si estás interesado en que un Asesor Pedagógico  estudie tu caso y pueda asesorarte personalmente, solicita gratis información sin compromiso